Activismo Aliadxs Comunidad Derechos humanos discriminación Estados Gobiernos LGBT LGBTTT+ Red de Apoyo Sitios seguros

Redada en bar LGBT por ayudar a manifestantes en Estados Unidos

Desde hace más de 12 días Estados Unidos vive una de sus crisis sociales más intensas después de la muerte de George Floyd víctima de la brutalidad policiaca, lo que ha provocado cientos de movilizaciones en todos los estados del país.

En la ciudad Des Moines, ubicada en el estado de Iowa se encuentra The Blazing Saddle, un bar LGBT que ha sido un estandarte, así como una red de apoyo para la comunidad en dicha ciudad, que hace unos días fue desalojado por más de 10 policías armados por ayudar a unos manifestantes en sus instalaciones.

Te puede interesar: Plasman la violencia contra la Comunidad Trans No Binaria en cortometraje

Bryan Smith copropietario de The Blazing Saddle publicó en su Facebook cómo sucedieron los hechos, ya que el 5 de junio, día de la movilización en la ciudad:

“Tres personas de nuestro staff estaban preparadas con una mochila llena de suministros de primeros auxilios y salieron en caso de que alguien necesitara ayuda después de la protesta”.

Los suministros incluían agua embotellada, leche de magnesio (un remedio para gases lacrimógenos) y toallas, que fueron repartidos a quienes se refugiaron afuera del bar; por su parte Vana B, la corista del bar, explicó, en sus redes sociales, que el personal atendía a los manifestantes que estaban “en un dolor agonizante”.

Te puede interesar: Conoce “Youth” el cómic que retrata a una pareja de superhéroes queers

Poco después la policía llegó en camiones con armas cargadas y linternas, arrestaron a tres personas fuera del bar. Los miembros del staff de inmediato entraron al bar y cerraron la puerta, pero la policía les hizo abrirla.

“Mientras nos mantenían en la puerta apuntándonos, dos oficiales entraron al bar para asegurarse de que estaba ‘despejado'”, escribió Smith. “Encontraron a nuestra cuarta persona y los registraron a fondo antes de llevarlos afuera, luego los oficiales continuaron buscando a otros”.

Te puede interesar: Presentador de noticias es víctima de un crimen de odio en Estados Unidos

Vana B dijo que corrió al sótano para esconderse porque estaba “aterrorizada”:

“Mi instinto era correr, así que me di la vuelta y corrí rápidamente hacia el bar, hacia el sótano, y me escondí debajo de un estante”, escribió. “Dos policías entraron al bar y comenzaron una búsqueda. Gritaron por las escaleras donde me estaba escondiendo y me preguntaron si había alguien allí abajo y que subiera ahora mismo “.

Para evitar más problemas Vana subió por las escaleras con las manos en alto, pero no fue arrestada. Cabe resaltar que ningún miembro del staff se encontraba armado y muchos menos les fue explicado el porque fue cateado el bar sin ninguna orden.

Te puede interesar: Proponen “curar la homosexualidad” con exorcismos en Indonesia

Tres personas fueron llevadas a la cárcel después de la redada, y el bar dijo que a una de ellas se le negó atención médica. Fueron procesados ​​después de esperar varias horas y liberados tras pagar multas.

Los propietarios levantaron una denuncia, a la cual no se le ha dado seguimiento y explicaron que ellos seguirán apoyando a cualquier manifestante que pida ayuda; El Departamento de Policía de Des Moines explicó que a partir de esta semana no utilizarán gas lacrimógeno en ninguna protesta racial.

Fuente: lgbtqnation.com

Un comentario

  1. Tenemos que intentar construir un mundo diferente. Las personas que nos alejamos de lo que espera de nosotras el sistema patriarcal deberíamos estar más organizadas, tanto al menos como la gente conservadora, que se encuentra todos los fines de semana en sus templos. En torno a una religión atea/agnóstica, feminista, antirracista y ecologista lo haríamos y podrían crearse comunidades en muchos lugares. En infinito5.home.blog escribo sobre ella.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: