Tijuana: Incendian negocio de pareja gay por homofobia

En Tijuana, Baja California, una pareja gay denunció el atentado que sufrió su negocio al haber sido incendiado la madrugada del primero de agosto, luego de meses acoso, homofobia, amenaza de muerte y amenazas contra su familia.

Edgar y Jorge Foto: @malviaplayas

La pareja conformada por Edgar y Jorge dueños de la cafetería “Malvia Playas”, dieron a conocer por redes sociales que fueron víctimas de un incendio provocado en su negocio, el cual no pasó a mayores gracias a los reportes vecinales y la rápida respuesta de los bomberos, mas dejó daños en el inmueble rentado, pérdida de mercancía y equipo necesarios para continuar con sus actividades.

Te puede interesar: Baja California dice no al matrimonio igualitario por segunda vez

Te puede interesar: Conoce la campaña #NuevaNormalidadIncluyente en Sinaloa

La pareja explicó que han sufrido acoso y amenazas de personas, que prefieren no identificar públicamente, desde el mes de Febrero, acciones que se han extendido hacia su sobrino menor de edad y familiares cercanos, exhortándolos a que abandonen la comunidad y su vivienda, razón por la cual interpusieron una denuncia  el pasado 7 de julio proceso del que les otorgaron una orden de «protección-restricción», después del incendio.

«Estamos trabajando para regresar lo antes posible ya que por investigación el local está protegido y no podemos aún entrar ni a reparar los daños», declaró Jorge, y explicó que se hallan en una situación difícil ya que con este suceso todas sus sucursales se encuentran cerradas, ya que las otras tres se hallan cerradas por las medidas sanitarias, los cuales han acumulado rentas por pagar.

«Nos amenazan por ‘putitos’, nos han estado acosando cada día y ya los denunciamos» señaló Jorge al portal Homo Síntesis.

Te puede interesar: Arzobispo de Monterrey pide disculpas públicas por detención de activista lgbt+

Ante esta situación los dueños abrieron una cuenta crowdfunding para ayudar a que la cafetería pueda retomar sus actividades y arreglar los daños, La cafetería retomó algunas de sus actividades comerciales hasta la tarde de este 4 de agosto, colocando un pequeño stand fuera de donde su ubica el lugar que aún cuenta con cintas de seguridad

Paralelamente, vecinos y locatarios de la zona han acusado de violentos y de robo a la pareja, esto por un desalojo en marzo de este años, que explicaron se dió una vez que se terminó el contrato con el arrendatario, del cual hizo caso omiso Rodrigo Haro, dueño del negocio “Undressme”, quien los acusó de despojo, cuando la pareja explicó que en dos ocasiones Haro hizo caso omiso a las órdenes del arrendatario, quien estuvo presente en la desocupación del local, y quien da fé que los hechos.

Puede apoyarlos AQUÍ.