Así sobrevive la Comunidad LGBT+ en Líbano tras explosión

El pasado 4 de agosto el país de Líbano sufrió una de sus mayores tragedias cuando aproximadamente 2 mil 750 toneladas de nitrato de amonio explotaron en el puerto de Beirut causando aproximadamente 220 fallecidos, 7 mil heridos y una cifra de desaparecidos que aumenta día a día.

Te puede interesar: 70 países podrían tener desabasto de antirretrovirales: ONUSIDA

Foto: pbs.org

Por desgracia este suceso vino a mermar la situación social del país, misma que se encuentra sumida en la desigualdad, pobreza y en la homofobia, esta última debido a la religión musulmana que impera en la sociedad, inclusive existe una ley que prohíbe tener relaciones sexuales con alguien de tu mismo género pues «contradice las leyes de la naturaleza», que se castiga con hasta un año de prisión.

En entrevista para sitio web Advocate, Tarek Zeidan el director ejecutivo de Helem, la primera organización de derechos LGBT en el mundo árabe, fundada en 2004, cuenta cómo es ser parte de la diversidad en un país que poco a poco se recupera de ese suceso tan trágico:

“Ahorita nos estamos cuidando entre nosotros. En este momento, estamos trabajando para asegurarnos de que haya una comunidad por la que podamos luchar. Es difícil hacer eso cuando nuestra comunidad se encuentra sin hogar y hambrienta (…) tomará mucho tiempo y mucho sacrificio», dijo.

Te puede interesar: 51 años después la policía vuelve a atacar a la Comunidad LGBT+ en Nueva York

Foto: middleeasteye.net

Las oficinas de Helem se encontraban a 700 metros del epicentro de la explosión, y el edificio donde se encuentra la oficina fue prácticamente destruído:

«Estamos en el área designada como la más dañada y realmente no queda nada de nuestra oficina (…) Algunos miembros de nuestro personal resultaron heridos y muchos miembros de nuestra comunidad. Ha sido horrendo intentar recoger todo entre los escombros «, expresó

Hace dos años la Comunidad celebraba el Beirut Pride en las calles de la capital en donde por primera vez la población LGBT pudo salir a las calles sin miedo a protestar por los crímenes de odio y la homofobia que sufren todos los días.

El éxito de Helem ha sido gracias a la creación de vínculos y coaliciones con otras comunidades que comparten sus valores y así formar un colectivo en todo el país mismo que ha servido para rastrear a los sobrevivientes no sólo de la explosión, sino de la pandemia actual que avanza y afecta a la minoría diversa con nulo acceso a servicio médico.

Te puede interesar: Activistas en Ucrania ondean la bandera del Orgullo en estatua

Foto: sentidog.com

Zeidan reiteró que su organización y sus conacionales superarán esta situación, pero sin ser resilientes, el cambio de situación se dará desde lo profundo:

«Ya no queremos que se nos conozca como resilientes, porque eso significa que las personas se ajustan con el status quo. En este caso, la resiliencia se ha convertido en una mala palabra desde donde estoy ahora. Queremos un cambio. Un cambio eterno «, puntualizó.

Al parecer este cambio político empieza a llegar pues hace unos días un tercio del gabinete del primer ministro del país Hassan Diab renunciaron a su cargo, haciendo que él renunciara también, dejando un gobierno interino que se espera sea más responsable que el anterior.

“Con esta tragedia la gente puede unirse, formar coaliciones y ponerse a elaborar estrategias en donde todos podamos vivir en libertad (…) Para hacer de este país un lugar donde todos sientan que pertenecen, no sólo las personas que son parte de una clase en particular. Es por eso que estamos luchando mientras levantamos los escombros y lidiamos con el dolor de la catastrófica explosión y todo lo demás que nos ha atormentado durante las últimas décadas”, finalizó.

Te puede interesar: Congreso de EU apoya los derechos LGBT; Gobierno persigue a personas trans

Fuente: advocate.com