Ataque de odio contra club lgbt+ en Colorado deja 5 víctimas

Cinco personas fueron asesinadas durante un tiroteo a un club lgbt+ en Colorado, la noche del 19 de noviembre.

Entre las víctimas se reportan empleados del Club Q, uno de ellos un hombre trans llamado Daniel quien trabaja como bartender desde hace dos años en el lugar. Junto a él, murió su compañero Derrick Rump quien asistía a las drag queens del lugar.

Te puede interesar: Siembran árboles en memoria de víctimas de odio lgbt+

El resto de las víctimas eran asistentes del lugar, sus nombres:

  • Ashley Paugh trabajaba para una organización sin fines de lucro que ayudaba a infancias.
  • Kelly Loving era una mujer trans en un descanso de fin de semana.⁠
  • Raymond Green Vance quien celebraba el cumpleaños de un amigo.

Junto a elles, 18 personas más resultaron heridas durante el crimen de odio.

Te puede interesar: Neonazis atacan bar gay en Ucrania

De acuerdo a los testigos el asesino identificado como Anderson Lee entró al lugar cerca de la media noche y abrió fuego contra les asistentes del club.

Les propios asistentes valientemente enfrentaron al agresor para defenderse de los disparos. Se señala que una mujer trans y un ex militar retirado lograron derribarlo y detenerlo.

El ex militar se identificó como Richard Fierro, un aliado de la comunidad lgbt+. Esa noche se encontraba en la discoteca en compañía de su esposa e hija disfrutando de los shows drags.

Por su parte, la heroíca mujer trans no ha sido nombrada públicamente. Activistas señalan que ha logrado proteger su identidad ante posibles ataques contra ella después de sus actos de defensa. Las versiones apuntan a que la heroína trans pisoteó al responsable con sus tacones para evitar que se levantara y soltara el arma.

Sobre el asesino las investigaciones están en proceso. La Policia local detuvó a Anderson Lee y se espera se presente un juicio por actos de odio en su contra.

Mientras la comunidad lgbt+ de Estado Unidos ha alzado la voz para condenar estos hechos y subrayar que un club lgbt+ no debería ser el único espacio seguro sino cualquier lugar en el país.

A nivel estatal el gobernador de Colorado, Jared Polis, un hombre abiertamente gay, ordenó que las banderas nacionales se coloquen a media hasta como símbolo de luto por las víctimas en el club lgbt+.

Este es el segundo tiroteo que se presenta en un club nocturno lgbt. En 2018 un sujeto entró al club Pulse y asesinó a 49 personas lgbt en Florida.

Deja un comentario