Marcas piden personas trans que «hayan terminado su transición» para campañas

La representación de las personas trans en los medios de comunicación comienza a obtener logros para la visibilidad de las vivencias trans; sin embargo algunas agencias o marcas resaltan su transfobia.

En redes sociales, la periodista Laurel Miranda denunció que una campaña para Doritos Rainbow se llevaría con hombres y mujeres trans cuyo condición era que «hubieran terminado su transición».

Te puede interesar: «Me molesta que tengas que parecer una mujer ‘cis’ para que se te ‘acepte’ como mujer trans», Nikkie da Jagger

Te puede interesar: «Me diagnosticaron 2 meses de vida»; Isabel Torres (actriz de La Veneno) se despide de sus fans

La periodista recalcó que era problemática la forma en que buscan incentivar la participación de las personas trans. A lo que la agencia Nagama Talent explicó que «no lo hacían de mala fe» y agradecían el comentario.

Mientras de forma paralela se daba a conocer que Doritos para su campaña del Pride lgbt, Doritos Rainbow público un casting con la misma condición: «que hubieran terminado su transición».

Ante estos requisitos Laurel Miranda enfatizó que:

Cada persona trans vive su transición de forma diferente. Cada quien hace el viaje a su manera. Ser una persona trans no dependen de cirugías ni hormonas. Las personas trans no tenemos por objetivo tener ‘cispassing’. Las personas trans estamos completas.

Doritos responde:

Ante darse a conocer los requisitos que pedían para dar a conocer historias trans, Doritos replicó argumentando que:

«Doritos Rainbow es una iniciativa que desde 2016 promueve la equidad, la diversidad y el respeto. Para ello trabajamos de la mano con organizaciones como Cuenta Conmigo Diversidad Sexual Incluyente AC. Muchas gracias por señalarnos la falta de sensibilidad de los términos utilizados en la convocatoria, tomaremos las medidas necesarias para sensibilizar a todas las personas y terceros que trabajan en esta iniciativa.»

Terminar tu transición o borrar tu identidad

Este no es primer ejemplo de violencia hacia las personas trans que ejercen las marcas y agencias de marketing.

El año pasado durante el mes marzo del año pasado, le artista drag Amelia Waldorf expuso los requisitos que le pedían para participar en una campaña de maquillaje.

De acuerdo con la conversación que elle hizo publica, el contacto de atraer al talento le pedía a Amelia pasar de hombre a mujer drag para la campaña de inclusión de una marca de cosméticos. Ante ello Amelia se negó respondiendo:

«No creo poder ayudarte porque no soy hombre»

Amelia es una artista drag que se identifica a sí misma como una persona no binaria con pronombres ella/elle.

«Las personas trans no le debemos masculinidad, ni femineidad, ni ninguna apariencia a nadie»

Deja un comentario