Monique Heart habla de su experiencia en las «terapias» de conversión

La Drag Queen estadounidense Monique Heart fue invitada al programa Hey Qween!, donde habló cuando fue obligada a asistir a pláticas de conversión cristianas y el difícil camino que recorrió para aceptar su orientación sexual.

Te puede interesar: Avanza prohibición de terapias de conversión en el Estado de México

View this post on Instagram

Feeing it. 💅🏾😘

A post shared by Monique Heart (@iammoniqueheart) on

En el clip, el presentador Johnny McGovern le pidió a Heart que explicara como fue su infancia luego de que ella y su madre se mudaron a Kansas City desde Long Island, Nueva York. Allí se unió a una iglesia donde confesó su atracción por otros hombres y pidió que compartiera su testimonio con el grupo de conversión:

«Yo estaba luchando contra mi orientación (…) Cuando me preguntaron cuándo fue la última vez que había «actuado mal», confesé que le hice sexo oral a un hombre que conocí en el restaurante donde trabajaba», afirmó entre risas.

Te puede interesar: Proponen «curar la homosexualidad» con exorcismos en Indonesia

Después de esa confesión entró a un programa llamado «Corazón Puro» que estaba destinado a «restaurar» su orientación a través de la Biblia. Incluso entonces, Heart sabía que el «programa era una porquería», no serviría de nada:

«La razón por la que soy gay no es porque no tuviera un padre o por que mi madre fuera autoritaria (…) Incluso en ese entonces yo tenía un amigo que también era gay, el único de cinco hijos, así que si se trata de un ‘problema de crianza’, ¿Por qué el resto de ellos no son homosexuales?», expuso.

Desafortunadamente, eso fue sólo el comienzo, Heart fue a un programa intensivo de seis meses e incluso fue seleccionada como líder de ese grupo: «¡Lo hice muy bien rezando para que se me fuera lo gay!«, dijo entre risas y aplausos.

Te puede interesar: Michoacán va contra lgbtfobia y terapias de conversión

En ese lugar la artista conoció a un amigo que también lidiaba con el mismo problema de ella y después de las sesión de oración, le preguntó si quería ir por primera vez a un bar gay, Heart de inmediato aceptó y fue una experiencia liberadora: «Estar en una habitación con otras personas que se identifican como tú es simplemente transformador de alguna manera «.

Heart finalmente pudo aceptarse y amarse a sí misma cuando conoció a un hombre gay cristiano quien le explicó que Dios acepta a las personas como son:

«(Esa persona me dijo) ‘Él tiene que amarte sin importar nada, solo tienes que ir a Él como eres’, de ahí supe que tuve que aceptar mi identidad, mi todo, sin tener que esconderlo. Amén.»

¡La orientación sexual de las personas NO es como la gripa…NO SE TIENE QUE CURAR!

¡Las ‘Terapias de Conversión’ vulneran los derechos humanos con argumentos religiosos, morales y PSEUDOCIENTÍFICOS!

¡Nadie tiene porqué decidir tu identidad, ni tu orientación!

Fuente: out.com

Deja un comentario