Paraguay prohibe «terapias de conversión» contra personas lgbt

El Congreso de Paraguay prohibió las terapias de conversión contra personas lgbt+ en su Ley de salud mental.

La nueva disposición señala que el Gobierno de Paraguay protegerán y fomentará la salud mental de toda persona siendo reconocida como un derecho humano.

Como parte de estas politicas de protección de la salud mental con perspectiva de derechos humanos, la ley señala que no se puede emitir un diagnóstico basados en la elección o identidad sexual de la persona.

Te puede interesar: Senado aprueba sancionar las Ecosigs o «terapias de conversión» en todo México

Te puede interesar: Chile prohibe las terapias de conversión a personas lgbt

La ley también establece que no se puede emitir un diagnóstico partiendo de estatus político, socioeconómico, pertenencia a un grupo cultural, racial o religioso.

Tanto los servicios de salud públicos y privados, que se encuentran en el país serán regidos por esta ley.

Además reconoce que las personas en materia de salud mental tienen derecho a :

  • Conocer y preservar su identidad, sus grupos de pertenencia, su genealogía y su historia.
  • Recibir una atención basada en fundamentos científicos ajustados a principios éticos.
  • Recibir o rechazar asistencia o auxilio espiritual o religioso.
  • No ser sometido a trabajos forzados.

A diferencia de otros países, la prohibición de las terapias de conversión no se realizó por la via judicial, imponiendo sanciones como prisión o reformas en las normas judiciales de Paraguay.

De acuerdo a un seguimiento de las Naciones Unidas sobre las situación de las terapias de conversión en el mundo, encontró que las víctimas de éstas señalan como los principales responsables de las prácticas:

  • profesionales médicos y de la salud mental
  • autoridades religiosas, curanderos y grupos tradicionalistas
  • campamentos de conversión y centros de rehabilitación
  • progenitores
  • autoridades estatales, como la policía, el ejército y escolares