ONUSIDA exige evitar discursos anti lgbt y racistas sobre viruela de mono

La ONUSIDA apuntó que los medios de comunicación han realizado discursos anti lgbt y racistas con respecto al creciente número de casos de viruela de mono reportados.

«Han estado realizando representaciones de personas LGBT y africanas que refuerzan los estereotipos homofóbicos y racistas y exacerban el estigma»

detalló ONUSIDA

Como precedente recordó la organización que el estigma contra grupos vulnerables puede afectar la respuesta inmediata al brote de casos de viruela de mono reportados desde le pasado 13 de mayo.

Te puede interesar: IMSS ya cuenta con su Protocolo de atención para personas LGBT+

Te puede interesar: Hospital discrimina a médico por vivir con VIH

¿Qué se está diciendo sobre la viruela de mono?

Los medios de comunicación han replicado un discurso de «enfermedad comunitaria» respecto a los casos conocidos de viruela de mono. Principalmente se han concentrado en recalcar que las poblaciones «diagnosticadas» han sido hombres homosexuales y personas racializadas.

El Portal CNN trato la noticia de la siguiente forma:

Los medios en México no se quedan atrás. El periódico Frontera de Baja California retomó la opinión del Doctor Alejandro Macias, quien twitteó:

Dicha información fue retomada del Diario ABC quienes tildan al Sauna Paraíso como el «epicentro de transmisión» de la viruela de mono:

Te puede interesar: UNAM impartirá materia de atención a pacientes lgbt+ en carrera de medicina

¿Qué ha dicho la ONUSIDA sobre casos?

ONUSIDA expuso que gracias a las Clínicas de salud sexual se han detectado casos de en hombres gays, bisexuales y hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. Recalcó que las investigaciones sobre las vías de contagio siguen en curso, textualmente subraya que:

 «la evidencia disponible sugiere que quienes corren mayor riesgo son aquellos que han tenido contacto físico cercano con alguien con viruela del simio (mono), y ese riesgo no se limita a los hombres que tienen sexo con hombres.»

Cabe destacar que los medios de comunicación otorgan a la viruela de mono la clasificación de una infección de transmisión sexual. En realidad se trata de un virus que causa lesiones en la piel, fiebre y malestar general que suele transmitirse con contacto directo con el virus.

“El estigma y la culpa socavan la confianza y la capacidad de responder eficazmente durante brotes como este obstaculizando los esfuerzos para identificar casos y fomentando medidas punitivas ineficaces»

dijo Matthew Kavanagh, director ejecutivo adjunto interino de ONUSIDA.